Retener, cultivar y atraer talento durante el impacto del COVID-19

atraer talento

¿Cuánto tardaste en reclutar a esa persona (podemos llamarla “empleado” si quieres, yo prefiero persona, pero por favor, evitemos “recurso”) que se ha convertido en una parte fundamental de tu equipo? ¿Al cabo de cuántas o semanas o meses desde su incorporación dirías que había interiorizado por completo la cultura de la empresa? ¿Cuánto tiempo tardó en convertirse en la mejor embajadora de tu marca?

Gestionar el presente sin perder de vista el futuro

En estos momentos la mayoría de nosotros estamos centrados en gestionar el día a día de una crisis que hace unos meses nos hubiera resultado impensable y que apenas nos deja tiempo ni energía para ocuparnos de nada que no sean los problemas del presente. Nos hallamos inmersos en una carrera para reaccionar y sobrevivir adaptándonos a las nuevas circunstancias, pero si queremos que nuestro proyecto sea viable en el medio y el largo plazo, no podemos dejar de pensar en el futuro. Y algo que sin duda necesitaremos será talento. Específicamente, el mejor talento, que, como probablemente hayas concluido al responder a las preguntas anteriores, requiere de tiempo y dedicación para dar su mejor fruto.

Aprovecha el talento interno y evalúa tus necesidades

En primer lugar, por tanto, es vital que puedas retener el talento que ya forma parte de tu empresa, las personas que comparten tu visión y con las que existe un compromiso previo para sacar adelante un proyecto común. Estas personas van a necesitar tu apoyo para adaptarse a las nuevas circunstancias, para adquirir o desarrollar las habilidades y competencias necesarias para continuar desempeñando su trabajo en condiciones óptimas. Aprovecha, capacita y potencia el talento interno, y crece con tu equipo mientras asumís juntos nuevos retos.

Por otro lado, no pierdas de vista que un buen número de profesionales altamente cualificados están llegando al mercado de trabajo como consecuencia del impacto económico de la crisis sanitaria. Probablemente no te sea posible ampliar tu plantilla en este momento, pero nada te impide evaluar tus necesidades y adoptar una actitud proactiva con el objetivo de atraer talento. ¿Qué perfiles necesitarás incorporar para continuar con tu actividad cuando llegue la hora de retomarla a pleno rendimiento? ¿Crees que serán perfiles con una alta demanda en el mercado laboral? ¿Puedes ir ubicándolos en tu radar?

El valor de los beneficios intangibles para atraer talento

Aunque sin duda es un aspecto importante de la relación laboral, el dinero no lo es todo. Históricamente se ha considerado como el principal incentivo para atraer o retener talento, sin embargo, cada vez influye menos en la decisión de un profesional que puede elegir dónde trabajar. Reflexiona sobre lo que puedes ofrecer a este talento (además, por supuesto, de un salario competitivo). Posibilidades de formación, flexibilidad de horarios y un ambiente de trabajo excelente son algunos de estos factores, y tal vez el más relevante en la “nueva normalidad” sea el apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar. ¿Qué elemento diferenciador consideras que puedes aportar en este sentido para atraer talento frente a otros potenciales empleadores? ¿Cómo puedes mejorar las condiciones para que esta conciliación sea más efectiva? En definitiva: ¿a cuánto asciende el “salario emocional” que estás dispuesto a ofrecer?

Como verás, nos hemos planteado hoy muchas preguntas sobre la gestión del talento durante esta crisis y post-crisis. Es el momento de comenzar a reflexionar sobre ellas, ya que las respuestas que encontremos y las acciones que estas informen tendrán una influencia directa sobre la sostenibilidad de nuestros proyectos a medio y largo plazo.

En mi libro ¡Quédate conmigo! 20 claves para enamorar a tus clientes… ¡y que se queden contigo! he querido compartir las experiencias vitales y profesionales de varias décadas que me han ayudado a definir las claves para atraer y fidelizar clientes con éxito. Hoy todos tienen la oportunidad para ponerlo en práctica, nunca ha sido mejor momento. Puedes encontrar más información en este enlace.

Hoy en día la cultura emocional en las empresas es más necesaria que nunca

Varios estudios nos han demostrado que la motivación de los trabajadores y trabajadoras y el compromiso que tienen éstos con las metas de la compañía es crucial para que todo vaya por el camino correcto. El 89% de compañías piensan que los empleados y empleadas se marchan a otro puesto por un incremento de sueldo, pero la realidad es que solo el 12% de éstos admiten que reciben una mayor contribución en su nuevo trabajo. Este dato nos demuestra que es un error creer que el salario es el factor decisivo a la hora de elegir entre una empresa u otra.

Según Edenred, el 77% de personas afirman que, si se sintieran más reconocidas por sus logros, se involucrarían más en alcanzar los objetivos de la empresa. Además, el 60% de éstos afirman que lo que más les motiva son los programas de beneficios sociales e incentivos. No obstante, según un estudio de Gallup, tan solo el 13% de trabajadores y trabajadoras se sienten reconocidos por sus superiores.

Las empresas deben darse cuenta de la importancia del capital humano

Según el último informe del IESE Business School y Meta4, humanizar el trabajo es la estrategia clave para motivar a los empleados. Crear una cultura empresarial basada en lo emocional, para que a su ven implique a las personas en lograr unos objetivos que todos los colaboradores comparten, es el factor que hará que tu empresa alcance el éxito.

El mismo estudio reafirma la necesidad de implantar diferentes técnicas en las empresas para lograr que sus colaboradores se sientan felices en sus puestos laborales y como consecuencia, que cuenten con la motivación que necesitan para dar lo mejor de sí mismos. La gestión de la diversidad, la ética laboral y las ayudas a la conciliación, son ejemplos de estrategias que, como ya hemos demostrado, son poderosamente efectivas para lograr incrementar la productividad de nuestra empresa y el sentido de pertenencia de sus integrantes.

Todos estos datos nos muestran la importancia que la cultura emocional tiene en nuestra empresa. Basándonos en valores y dando importancia a la vida de las personas, conseguiremos aportar un valor real a sus vidas. De esta manera, conseguiremos dar motivos suficientes para que nuestros colaboradores se movilicen hacia los objetivos que tiene la organización.

 

Más Crecimiento Empresarial con Más Conciliación Trabajo-Familia de Empleados

Siempre estamos hablando de la enorme capacidad de productividad y competitividad de países como Noruega, Suecia, Dinamarca, Holanda… ¿Pero, de dónde viene esta ventaja? y ¿por qué no logramos estar en este club tan selecto?. Desde este post me atrevo a decir, y estoy 100% convencido de ello, que una de las respuestas a estas cuestiones está en la muy fuerte preocupación por sus Empleados y, más concretamente, en los programas asistenciales para la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar de todos ellos y sus familias.

El tejido empresarial español cuenta con un enorme potencial humano, pero no es capaz de aumentar su productividad, disminuir el absentismo, retener y atraer a los mejores (sin un esfuerzo económico desmesurado), conseguir su implicación en el negocio u obtener lo mejor de cada uno de ellos. Y es que los programas asistenciales de Conciliación trabajo-Familia, como «sueldo emocional», está enormemente valorado por el empleado cuando lo conoce, que además de ayudarle a crecer profesionalmente, quiere tener disponibilidad de servicios para cubrir sus necesidades personales y las de su familia mientras él trabaja. Según un estudio del IESE (de la Universidad de Navarra), Sigue leyendo Más Crecimiento Empresarial con Más Conciliación Trabajo-Familia de Empleados