Tendencias clave en la captación y gestión del talento para el 2021

Todo lo vivido durante el 2020 a consecuencia de la pandemia ha modificado el entorno y las circunstancias empresariales. La demanda de talento responderá en este sentido, exigiendo una adaptación a los cambios. La tecnología va a ver acrecentado su empuje, la tendencia al teletrabajo se afianzará en numerosos sectores. Los candidatos ideales contarán con más competencias en TIC, dotes comunicativas y proactividad, entre otras cualidades. La gestión del talento también estará dominada por un mayor uso de la tecnología, pero sin descuidar el factor humano, que cobra fuerza para fidelizarlo. Hablamos, al fin y al cabo, de personas, y de cómo vamos a relacionarnos con ellas en el año que se acerca.

Alta competencia tecnológica y soft skills, la combinación ganadora

Hallar talento de alta cualificación en un mercado laboral complicado por la epidemia es el objetivo principal para los profesionales de los recursos humanos. El talento deja hoy una huella en la web, con mensajes explícitos (CV, solicitudes de trabajo) o implícitos (redes sociales, visitas a páginas, comentarios, etc.). El Big Data es, pues, cada vez más utilizado para localizar y filtrar al talento. Es un proceso acelerado por el virus, y que continuará al alza durante el próximo año.

Para acertar al máximo en la identificación de las personas capaces de marcar la diferencia en una organización, la tendencia consiste en buscar y predecir por adelantado la adecuación de los candidatos a los objetivos empresariales, a través de complejos algoritmos. Los datos recogidos online se complementan con los resultados de las entrevistas y el resto de pruebas por las que pasa el candidato.

Asimismo, las soft skills (habilidades “blandas” o personales) se valoran cada vez más en este nuevo ecosistema laboral marcado por la adaptación al trabajo remoto. A la cualificación técnica y tecnológica, el candidato debe sumar la capacidad de trabajar en equipo, comunicarse efectivamente, adaptarse a entornos y modelos diferentes o gestionar con eficacia su tiempo.

Qué buscarán los candidatos de 2021

La pandemia ha dado también un impulso a la formación continua. El teletrabajo ha significado menos tiempo perdido en desplazamientos, que muchas personas están aprovechando, con buen criterio, en ampliar y mejorar sus competencias y habilidades a través de cursos online, de los que existe hoy una amplia y muy especializada oferta.

Las empresas que comprenden este interés se sumarán a la tendencia de ofrecer a sus empleados la posibilidad de desarrollar una carrera interna en la compañía. Y como, en este momento, el principal espacio para la mejora está en lo digital, las empresas han empezado a dar a sus empleados la oportunidad de avanzar en esa carrera interna optimizando su desempeño laboral (upskilling) o reciclándose en un puesto nuevo (reskilling), siempre de la mano de las tecnologías de la información.

Los candidatos se verán atraídos por la reputación de una compañía que invierte en sus empleados y en reducir su brecha digital. El talento, sin duda, acudirá allá donde puede desarrollarse.

Relaciones humanas, claves para la gestión del talento en la era digital

Una gestión competente del talento requiere vincularlo de manera efectiva (y afectiva) a la empresa. Lograr que la persona se encuentre a gusto con los valores de la organización, su papel en la sociedad y el estilo de vida que le proporciona.

Es obvio que la gestión de los RRHH ha sucumbido al impulso digital. Sin embargo, y por este mismo motivo, las relaciones personales son ahora más importantes que nunca. Por mucho que nos apoyemos en la gamificación, en la Inteligencia Artificial y en el Big Data, las interacciones humanas siguen siendo clave para una vinculación emocional real.

Ya sabemos que compensa invertir en el bienestar emocional de la plantilla, una tendencia que solo crecerá en 2021 y es un recurso valioso para incrementar la productividad y la resiliencia de una empresa. Cuidar la salud mental dentro de un grupo requiere, en primer lugar, que las interacciones personales de las que hablábamos sean positivas, que la educación, la empatía y por qué no, la simpatía, presidan los actos.

No hay fidelización sin bienestar emocional

En momentos complicados como los que nos está tocando vivir, mantener y potenciar este bienestar emocional colectivo puede convertirse en un reto. Recursos como formaciones para la gestión del estrés han demostrado su eficacia en este sentido, y como tal están siendo uno de los servicios más demandados en Alares durante los últimos meses. Todo apunta a que en el 2021 seguiremos necesitando herramientas de este tipo para una gestión del talento eficaz.

Las empresas más decididas, que suelen ser las más exitosas, apuestan cada vez más por cuidar full-time a las personas que forman parte de su organización, extendiendo este cuidado a sus familias. Un trabajador no puede dejar de ser importante para la empresa cuando termina su jornada laboral. La manera más eficaz de conseguir que sienta que su bienestar y el de los suyos importan las 24 horas de día, es dar pasos concretos para mejorarlo. Los servicios de asistencia personal son una apuesta segura para lograrlo, sobre todo cuando son capaces de adaptarse a lo que importa en cada momento.

Reforzar los vínculos entre personas: prioridad en la gestión del talento

A esto lo llamamos fidelizar, pero en el fondo no es más que demostrar a alguien que nos importa, y que queremos que se quede con nosotros. En el 2021 las empresas necesitarán reforzar estos vínculos entre personas para seguir avanzando en un entorno dominado aún por la incertidumbre y el cambio. Aquellas que lo consigan se enfrentarán a los retos que nos aguardan con una clara ventaja competitiva.

En Alares nos dedicamos desde 1999 al cuidado de las personas y sus familias, a aportarles los mejores servicios personales, cariño y atención, en cualquier rincón de la geografía española o portuguesa  con personal de nuestra propia plantilla, y trabajamos con las empresas para que puedan utilizarlos para atraer y fidelizar emocionalmente a sus clientes y a sus empleados con servicios necesarios, hoy más que nunca, en su vida diaria personal y familiar.

En mi libro autobiográfico ¡Quédate conmigo! 20 claves para enamorar a tus clientes… ¡y que se queden contigo! he querido compartir las experiencias vitales y profesionales de varias décadas que me han ayudado a definir las claves para atraer y fidelizar clientes y empleados con éxito. Hoy todos tenéis la oportunidad para ponerlo en práctica, nunca ha sido mejor momento. Un libro solidario que puedes adquirir en este enlace, e incluso regalar a tus empleados y clientes en estas fechas. Te lo dedicaré personalmente. Y si quieres escuchar el audiolibro narrado por mí mismo, lo tienes gratis en el mismo enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fifteen − one =