Liderazgo emocional durante una crisis: cinco claves a tener en cuenta

Liderazgo emocional

Las crisis son los momentos en los que se pone a prueba de una manera más intensa la capacidad de liderazgo de las personas, y es de las crisis de donde emergen los líderes con mayor impacto. Ya sabemos que los líderes no nacen; se hacen, y los que se hacen durante una crisis salen de ella con numerosas lecciones de gran valor aprendidas y habiendo inspirado a muchas personas a lograr objetivos que en solitario les hubiera sido imposible alcanzar.

Ejercer un liderazgo emocional efectivo durante una crisis no es tarea fácil, pero existen una serie de aspectos a tener en cuenta que pueden ayudarnos a navegar con éxito esta situación. En mi opinión, podrían resumirse en estos cinco puntos:

1 – Acepta que vivimos un tiempo de incertidumbre

Nos estamos moviendo en un periodo incierto, con circunstancias que cambian rápidamente. Trabaja en tu capacidad y en la de tu equipo para sentiros cómodos en este contexto de cambio constante. Asume que tendrás que tomar decisiones basadas en menos información de la que te gustaría tener, porque no estará disponible. Si esperas a contar con toda la información, ya será demasiado tarde. Sé creativo a la hora de afrontar los nuevos retos y no tengas miedo a experimentar hasta lograr la manera más eficaz de resolverlos.

2 – Sé consciente de que a veces vas a equivocarte

Es posible que la decisión que tomaste, basada en la mejor información con la que contabas en el momento y en tu experiencia e instinto, no dé el fruto esperado. Reconoce tus errores, aprende de ellos todo lo que puedas, recalcula la ruta rápidamente y continúa avanzando sin mirar atrás.

3 – Comunícate con tu equipo (y con el resto de tus públicos) de manera consistente y efectiva

No te centres solo en las dificultades y los retos a los que os enfrentáis; pon también de relieve los recursos con los que contáis para afrontarlos. Sé honesto a la hora de hablar de los obstáculos en vuestro camino, pero no olvides destacar las herramientas y aptitudes que os capacitan para superarlos juntos.

4- Cuídate y cuida de tu equipo

Vuestra salud física y mental es el factor con mayor impacto en vuestra productividad y en la calidad del trabajo que desarrolláis. Por ejemplo, muchos de nosotros estamos teletrabajando por primera vez en nuestra vida, y enfrentándonos a retos adicionales como la necesidad de compatibilizar cuidados con la jornada laboral. Una alimentación sana, un descanso adecuado y todo el movimiento posible para mitigar el sedentarismo son las herramientas más eficaces para estar en las mejores condiciones. Como líder te corresponde predicar con el ejemplo y animar a tu equipo a que también cuide de su salud.

5 – En último lugar, y lo más importante: ejerce en cada momento un liderazgo emocional que inspire a tu equipo

Tu liderazgo emocional inspirará a tu equipo a dar lo mejor de sí para cumplir los objetivos marcados. Los seres humanos somos ante todo seres emocionales, nos gusta sentir que estamos en contacto con otras personas con sus propias emociones, necesidades y sentimientos. Practica la escucha activa y reconoce sus inseguridades como válidas, pero centra tus energías y ayúdales a enfocar las suyas en visualizar los escenarios futuros más probables, no los peores que puedan imaginar.

Lo que sí durará siempre

Y recuerda tener siempre presente que esta situación de crisis es temporal, y que si bien las dificultades a las que ahora te enfrentas no serán permanentes, los aprendizajes que obtengas sí te servirán siempre. De igual manera, el impacto que tu liderazgo genere en la vida de tu equipo, de tus clientes, proveedores, colaboradores, etc., la pasión que seas capaz de transmitir durante este periodo, tendrá consecuencias muy duraderas. En tu mano está hacer todo lo posible para que estas sean positivas.

En mi libro ¡Quédate conmigo! 20 claves para enamorar a tus clientes… ¡y que se queden contigo! he querido compartir las experiencias vitales y profesionales de varias décadas que me han ayudado a definir las claves para atraer y fidelizar clientes con éxito. Hoy todos tienen la oportunidad para ponerlo en práctica, nunca ha sido mejor momento. Puedes encontrar más información en este enlace.