¿Qué hemos aprendido de la Gran Dimisión?

En 2021, 46 millones de estadounidenses renunciaron a sus puestos de trabajo. Desde abril hasta septiembre, cada mes finalizó batiendo el récord establecido por el anterior en cifras de abandono de empleos. Este fenómeno, que se ha denominado “Gran Dimisión”, no se ha limitado solo a Estados Unidos. En todas las economías desarrolladas, la pandemia de COVID-19 ha motivado a los trabajadores a pararse a recapacitar sobre lo que realmente es importante para ellos. Y ya están obrando en consecuencia. ¿Qué ha provocado la Gran Dimisión, y qué hemos aprendido de ella?

Un fenómeno global

La Gran Dimisión iniciada en Estados Unidos no se ha quedado solo en ese país. Según un informe de LinkedIn, la tendencia se está reproduciendo a escala global. La proporción de usuarios de la plataforma de todo el mundo que cambiaron de trabajo en el mes de octubre de 2021 aumentó un 25% respecto al mismo periodo en 2019, el año anterior al inicio de la pandemia. Y aunque no son tan elevadas como las de Estados Unidos, las tasas de dimisión en los países europeos también están aumentando.

Y merece la pena mencionar también un fenómeno independiente que se está dando en paralelo. Las nuevas generaciones en China protestan ante la cultura laboral “996” (trabajar de 9 de la mañana a 9 de la noche, 6 días a la semana) con el movimiento de resistencia “Tang ping” (tumbarse en el suelo). Han tomado conciencia de que las interminables jornadas laborales y el sacrificio de su vida social y familiar e incluso de su salud no les acerca al sueño de prosperidad. Como respuesta, han preferido simplificar sus ambiciones y objetivos, y dar prioridad a la salud mental sobre el materialismo económico.

El hecho es que hoy, en todo el mundo, millones de personas están replanteándose cómo viven y cómo trabajan. Y sobre todo, cómo pueden lograr el equilibrio que les permita disfrutar de una vida plena. Esta reflexión está poniendo en marcha cambios que es imposible ignorar.

¿Quiénes están liderando la Gran Dimisión?

Un reciente estudio, basado en el análisis de datos de 9 millones de empleados en 4000 compañías de todo el mundo ha revelado dos tendencias claras en la Gran Dimisión. Por un lado, las cifras de renuncia son más elevadas entre empleados con cierta experiencia profesional (de edades entre 35 y 45 años). Por otro, las renuncias son más elevadas en sectores que han experimentado grandes aumentos de demanda durante la pandemia. Entre ellos, el sanitario y el de las tecnologías de la información.

El autor del estudio aporta algunos argumentos que podrían explicar estas tendencias. Por ejemplo, el cambio de modelo hacia el trabajo remoto puede haber provocado que las compañías consideren demasiado arriesgado incorporar a trabajadores con poca experiencia. Por ello, estarían dando preferencia a profesionales que cuentan ya con un mayor bagaje.

Otro factor en estas renuncias, sobre todo en las que se están produciendo en los sectores sanitario y tecnológico, sería la consecuencia de un año de elevadas cargas de trabajo y otras presiones acumuladas, que ha podido impulsar a los trabajadores a replantearse sus objetivos vitales y laborales, y a cambiar de empleador e, incluso, de carrera.

¿Qué significa la Gran Dimisión para la fidelización de talento?

Es cierto que la Gran Dimisión no ha llegado a materializarse aún en España y que las características de nuestro mercado laboral y nuestras cifras de desempleo no presagian que hoy en día se pueda reproducir este fenómeno, al menos a tal escala.

Pero lo que sí se está produciendo es un “despertar”, un cambio en la mentalidad de muchos trabajadores, que otorgan cada vez más importancia a su bienestar físico y mental y a su satisfacción en el trabajo, y eligen desarrollar su talento en organizaciones y claramente alineadas con estas prioridades.

La estrategia de captación y fidelización de talento de una compañía deberá plantearse teniendo muy en cuenta esta demanda, observando y analizando lo que nos dicen los datos, que en última instancia reafirma algo que ya sabemos: las personas desean estar allí donde saben que se les quiere y se les cuida. ¿Cómo trasladar esta verdad tan simple y universal a una estrategia eficaz?

Tres líneas clave para atraer y retener el mejor talento

Como ya sabemos, cada organización es un mundo y no existen las soluciones estándar, pero un elemento que sí es aplicable en todos los casos es la necesidad de poner a las personas siempre en el centro, y tratarlas no como un ente abstracto, sino como los individuos únicos que son. Por ello:

Redefine la búsqueda de talento: Más que en las cualificaciones académicas o los perfiles tradicionales, piensa en el conocimiento, las habilidades o la experiencia que necesitas en tu equipo. La diversidad es riqueza, aprovéchala.

Forma: Invertir en la capacitación de los empleados es una manera excelente de demostrarles que la empresa está interesada en su desarrollo y los considera esenciales para su futuro. Haz visible este valor diferencial también para el talento que te interesa atraer.

Prioriza la conciliación: Busca la manera de apoyar a cada empleado, en cada momento, de la manera más eficaz. Establece una cultura de condiciones de trabajo individualizadas, que permitan a cada persona dar lo mejor de sí y fomenten su bienestar y su satisfacción laboral. Esta será, sin duda, la gran ventaja competitiva en el trabajo del futuro.

Un propósito para el 2022

Aprovechemos, pues, una de las lecciones más valiosas que nos ha ofrecido este año que ahora termina, y afrontemos el 2022 con el propósito de seguir avanzando hacia la excelencia. Tenemos a nuestro alcance el conocimiento y las herramientas necesarias para que el mejor talento lo tenga muy claro a la hora de decidir si quiere quedarse o no con nosotros. Ahora toca ponerlo en práctica.

En Alares nos dedicamos desde 1999 al cuidado de las personas y sus familias, a aportarles los mejores servicios personales, cariño y atención, en cualquier rincón de la geografía española o portuguesa  con personal de nuestra propia plantilla, y trabajamos con las empresas para que puedan utilizarlos para atraer y fidelizar emocionalmente a sus clientes y a sus empleados con servicios necesarios, hoy más que nunca, en su vida diaria personal y familiar.

En mi libro autobiográfico ¡Quédate conmigo! 20 claves para enamorar a tus clientes… ¡y que se queden contigo! he querido compartir las experiencias vitales y profesionales de varias décadas que me han ayudado a definir las claves para atraer y fidelizar clientes y empleados con éxito. Hoy todos tenéis la oportunidad para ponerlo en práctica, nunca ha sido mejor momento. Un libro solidario que puedes adquirir en este enlace, e incluso regalar a tus empleados y clientes para estas navidades. Te lo dedicaré personalmente. Y si quieres escuchar el audiolibro narrado por mí mismo, lo tienes gratis en el mismo enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *