Innodiversidad y flexibilidad laboral: aprovechar el impulso

innodiversidad

Durante estos últimos meses hemos visto cosas extraordinarias, también en el mundo de la empresa. Por ejemplo: cómo infinidad de compañías en todo el mundo cambiaban drásticamente su manera de operar para poder seguir atendiendo a sus clientes. O cómo se ejecutaban con agilidad sin precedentes las medidas necesarias para implantar el teletrabajo, cuando este era imprescindible para continuar la actividad. Hemos confirmado que el verdadero valor está en lo que una persona crea y no el lugar en el que lo hace, o las horas a las que “ficha”.

Hemos aprendido que esta flexibilidad razonable que a muchos les costaba concebir es posible y beneficiosa para todos los implicados. Ahora es el momento de interiorizar estos aprendizajes y tomar conciencia de cómo pueden contribuir a mejorar la vida las personas. En concreto quiero hablar hoy de cómo pueden facilitar la inclusión en el mercado laboral de las personas con discapacidad y a la vez aumentar la capacidad de innovación de las empresas.

Discapacidad y precariedad laboral

Un par de porcentajes bastan para contextualizar la grave situación laboral de este colectivo. El 65% de las personas con discapacidad (o, mejor dicho, con capacidades diferentes) en edad laboral en España no tienen empleo. Y, por otro lado, el salario de las que sí lo tienen es un 20% más bajo que el de las personas sin discapacidad. Esta doble brecha aumenta su vulnerabilidad, elevando su riesgo de sufrir pobreza, discriminación social, accidentes y enfermedades, lo que a larga puede provocar nuevas discapacidades. Y así se perpetúa un círculo vicioso que, como sociedad, no podemos continuar ignorando.

La responsabilidad moral de las empresas de mejorar la sociedad en la que operan sería razón suficiente para promover el empleo de personas con discapacidad. Pero no se trata de solo de justicia social, ya que esta inclusión les reporta ventajas en términos de sostenibilidad, competitividad y rentabilidad económica. Desde mi experiencia, puedo asegurar que Alares, con un 49% de su plantilla integrada por personas con capacidades diversas y líder en el sector de los servicios personales y domésticos en España, es un gran ejemplo de este potencial.

Apostar por la innodiversidad

Por eso, ahora que la práctica del teletrabajo se está generalizando y ya se han implementado la tecnología y los sistemas necesarios, las empresas harían bien en aprovechar la oportunidad para incorporar a profesionales con capacidades diferentes. Es el momento de apostar por aumentar la innodiversidad, o capacidad de innovación de una empresa en base a su diversidad y la gestión que hace de esta. Cuanto más diverso sea el talento de una organización, mayor será su ventaja competitiva y mejor podrá conectar con la sociedad a la que se dirige. Hablamos en este momento de diversidad de capacidades, pero la innodiversidad por supuesto incluye también factores como la edad, género, orientación sexual, nacionalidad, etc. Ninguno de ellos puede ser descuidado por una empresa que aspire a crecer y a ejercer un impacto positivo en la sociedad.

Ni soluciones mágicas ni excusas

Sin embargo, no podemos pensar en el teletrabajo como la solución mágica para la integración de las personas con discapacidad en el mercado laboral. Si bien puede eliminar una de las barreras que dificultan la empleabilidad de este colectivo, no puede convertirse en una excusa para no mejorar la accesibilidad de los lugares de trabajo. No se trata de relegar a las personas con discapacidad a trabajar aisladas del resto, sino de integrarlas en el equipo de manera que puedan contribuir su talento de forma óptima sin descuidar su bienestar.

Durante esta crisis hemos visto cosas extraordinarias, y ahora es el momento de seguir construyendo sobre ellas para mejorar el mundo que nos rodea.

Desde Alares trabajamos para ayudar a las empresas a atraer y fidelizar emocionalmente a sus empleados y clientes.

En mi libro ¡Quédate conmigo! 20 claves para enamorar a tus clientes… ¡y que se queden contigo! he querido compartir las experiencias vitales y profesionales de varias décadas que me han ayudado a definir las claves para atraer y fidelizar empleados y clientes con éxito. Hoy todos tenéis la oportunidad para ponerlo en práctica, nunca ha sido mejor momento. Un libro solidario que puedes adquirir en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eighteen + twenty =